Retratos con firma personal. Juan Aunión

  • Sesión streetstyle para su cumpleaños en Badajoz, Retrato realizado por Juan Aunión. Más información en http://aunionfoto.com
  • Retrato de Fran Rollán, un peculiar lugareño de Don Álvaro, que por su lucidez, su pensamiento ilustrado y sus amoríos con la pérfida Albión valía la pena retratar. Su verbo es luminoso y su silencio elocuente. Un conceptista extremeño para estos tiempos de charlatanería que nos ha tocado vivir
  • Acercándome al momento creativo de un autorretrato
  • Retrato de mi amigo Vicente Torrado. Va ataviado con el velo azul índigo del pueblo Tuareg, el tidjelmoust. Foto realizada en los confines del desierto del Sahara por Juan Aunión. Más información en http://aunionfoto.com
  • Baker taking fresh baked bread from oven. Manufacturing process of spanish bread
  • Retrato realizado en exteriores, cerca de Campomaior, pero aún dentro de la frontera de Badajoz, en un campo de cerealis recién segado con las balas de paja empacadas pero sin recoger.  Retrato de cuerpo entero sedente en entorno natural de una mujer madura vestida de corto. Es decir con el traje típico de feria para amazona que monta a la vaquera, con chaquetilla, camisa de chorreras, pañuelo a modo de faja, pantalón de caireles, polainas y botines camperos
  • Ángel en un famoso bar de La Latina de Madrid
  • Retrato de dos jugadores de baloncesto del Harlem, NY, USA. Realizado por Juan Aunión. Más información en http://aunionfoto.com
  • El amigo Mario Cano. Videógrafo grabando espectáculo en el Centro de Ocio Contemporáneo de Badajoz, Retrato realizado por Juan Aunión. Más información en http://aunionfoto.com

Desde mis inicios siempre fui consciente de un maravilloso sentimiento de plenitud cuando apretaba el disparador porque con sólo un gesto era capaz de atrapar la grandeza del momento y hacerla perdurable en el tiempo. Esta sensación de ser un privilegiado e acentúa ante el reto de retratar a una persona. De las cosas más apasionantes que le puede suceder a un fotógrafo es la de contar quienes somos a través de una foto.

Cualquier persona puede hacer una foto a un amigo para el facebook o para su perfil en un curriculum, para su orla, para su dormitorio, etc. y normalmente obtendrá una foto técnicamente correcta, pero seguramente anodina, sin alma, sin potencia visual, una foto que pasaré desapercibida. No es lo mismo hacer una foto que crear una foto. ¿O es que acaso somos músicos por tocar una tecla del piano o pintores por haber coloreado un círculo?

Lograr con una sólo imagen condensar la esencia de una persona no es una acto instantáneo. Requiere de observación, reflexión, decisión artística, conocimiento de la técnica y conocimiento del lenguaje fotográfico.

Cuando me enfrento a un encargo de este tipo, se abre un nuevo proyecto en mi mesa de trabajo. En el dossier en blanco incluyo su nombre, su trabajo, su edad, fotos en las que él o ella se ve bien y más datos que provienen de una entrevista personal. En fundamental para mi saber qué se quiere lograr con el retrato, cuál es la causa que lo genera, cúal es el impulsor, cual es su propósito, para qué lo necesita el cliente y qué quiere transmitir e incluso cuál será su público, si es que desea exponerlo.

Toda esta información constituye la arcilla con la que empezar a trabajar en el boceto del retrato, es arcilla informe, en bruto, que será modelada en base a un idea artística meditada. Esta idea responde a la pregunta ¿cómo retrato al cliente bajo mi estilo personal para conseguir lo que quiere?

La idea tarde o temprano toma forma en mi mente a través de la imaginación. Obtengo una imagen en mi mente, como componente creativo y después construyo una lista de chequeo que contenga todos los componentes materiales y técnicos. Todos tenemos este tipo de ideas, incluso hay clientes que tienen claro cómo quieren su foto desde el principio, pero ¿cómo ponerla en papel? ¿cómo materializarla?

Para ello siempre priorizo la comunicación fluida entre cliente y fotógrafo, la generación de un ambiente de confianza mutua y la ayuda de referentes visuales. Es tan importante entender qué quiere realmente el retratado como explicar qué conseguirá a la postre y cómo se conseguirá. Yo suelo pedir fotos en las que el cliente se vea bien, se guste, puesto que lo que yo entienda como válido puede que no sea visto así por el retratado.

Es clave que el cliente quede satisfecho siempre, que enseñe su trabajo que se quede parado porque la foto le está contando quién és, lo mejor de él. Está expandiendo su personalidad, su belleza, su decisión, su determinación, su moto, su coche, su deporte, todo lo que represente quién es.

Un retrato tiene componentes intrínsecos que hacen de cada foto algo único, tales como el propio cliente, el momento en el que vive, la ciudad en la que vive, la ropa que viste, los tatuajes que tiene, el gesto capturado en una décima de segundo, etc. Todos estos son componentes más o menos accesibles

Lo que no es tan accesible y da valor real al trabajo de un retratista es su línea artística. Cómo entiendo yo un buen retrato hecho el mi taller, en mi estudio, bajo mi firma y prisma. El cliente obtiene un retrato profesional de autor, personalísimo, de gran potencia estética y visual, para que guste y se guste. Tal cosa sucede porque cliente ha visto mi trabajo acepta que su retrato siga los dictados de mi línea creativa o porque precísamente busca éso, busca un retrato de estilo Juan Aunión.

La sesión de toma de fotos por tanto es la culminación de todo este trabajo previo, puesto que el procesado que realizo en mínimo y la entrega de los resultados muy rápida

Muchos son los clientes que avalan mi trabajo con su satisfacción y muchas son las alegrías que este bonito oficio me ha reportado, ello me impulsa a seguir haciendo retratos y enseñarlos. Me impulsa a invitarte a que pases por mi cámara

Hago retratos muy especiales, de empresa, de books para redes sociales, retratos individuales, de grupos, de exteriores, de pesca, de caza, profesionales en el desarrollo de su trabajo, aniversarios, imposición de orlas, deportistas, asociaciones, boudoir, etc.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin